La eterna Paulina Vega lo logró nuevamente. La referente del tenis de mesa chileno (40 años) superó todos los contratiempos en un duro inicio de año y se coronó como la mejor del torneo 1 del Preolímpico Latinoamericano que se está disputado en Lima, Perú.

La sampedrina, olímpica en Atenas 2004 y Tokio 2020, superó una dura primera fase —arrancó en los cuartos de final por ser favorita— ante la guatemalteca Lucía Cordero (4-3), pero luego arrasó con la venezolana Roxy González (4-0) en las semifinales. En la final enfrentó a la ascendente tenimesista cubana Daniela Fonseca, quien ya tenía un cupo olímpico asegurado en el dobles mixto. En una definición de alto nivel, «Paucita» se impuso por 4-2 para inscribir su nombre por tercera vez en una cita de los cinco anillos.

«Fue distinto a otra las instancias. Ella ya había clasificado a dos instancias de Juegos Olímpicos. Sentía que ella tenía la tranquilidad y tenía que luchar contra eso y contra todo lo que me había pasado este año. El 2024 partió con una fractura en la muñeca que fue muy dura, pero tuve un buen desenlace. Sabía que tenía que sacar la parte positiva de todo y luchar cada punto hasta el final. Sabía que era mi última instancia, porque en el dobles mixto quedamos afuera por un set en Santiago 2023», expresó.

Vega ahondó en el proceso previo al torneo. «Tenía una tranquilidad porque después de los Juegos Panamericanos tuve la sensación de que ya había cumplido con mis metas de lograr lo último que me faltaba, que era una medalla panamericana. Volver a reencantarme y encontrar un objetivo a corto plazo. Me pasó lo de la muñeca y fue un impulso para decir ‘yo quiero estar en estos Juegos Olímpicos’.

En el torneo 2, que se disputará entre viernes 17 y sábado 18, los tenimesistas Nicolás Burgos, Gustavo Gómez y Tania Zheng buscarán unirse a Vega en el megaevento francés.

Tras la clasificación de la jugadora sureña, el Team Chile llega a 24 clasificados para los Juegos Olímpicos de París 2024.